fbpx

48 horas en Mallorca

El otoño es la estación perfecta para las escapadas de fin de semana. 48 horas en Mallorca serán suficientes para descubrir esta maravillosa isla que luce espléndida en cualquier época del año y regala paisajes cargados de contrastes.

Alójese en nuestro hotel Posada Terra Santa para vivir dos días inolvidables en la antigua mansión de los Barones de Boixador, con todas sus comodidades. Situado en pleno Centro Histórico de Palma de Mallorca, a escasos metros de la Catedral y los principales atractivos de la ciudad.

Sumérjase en sus calles, visite los puntos que han marcado su historia, deguste su cocina tradicional, recorra los museos con las obras de grandes artistas nacionales e internacionales o atraviese en ferrocarril la Serra de Tramuntana.

Un paseo hacia la Catedral de “La Luz” y los rincones del Casco Antiguo

¿48 horas dan para poco? Desmonte esta falacia aprovechando al máximo su tiempo en Palma de Mallorca. Sus numerosos encantos se lo pondrán muy fácil.

Inicie su recorrido el sábado a primera hora visitando la catedral, popularmente conocida como La Seu. Su construcción se inició en el siglo XII y finalizó en el siglo XVII. Las diferentes corrientes arquitectónicas que reinaron en cada uno de estos siglos han dejado sus huellas. Hasta el modernismo de Gaudí quien sustituyó el coro por rejas, lámparas y un baldaquino.

Continúe con el Palacio Real de la Almudaina. Antiguo Alcázar Real árabe que mantiene la estructura construida en el siglo XIV con los palacios del Rey y de la Reina, la capilla de Santa Ana y los baños. Los califas accedían a sus aposentos en barco a través del brazo que conectaba con el mar. A día de hoy convertido en un exótico estanque idílico junto la muralla y la Huerta del Rey.

Pasee por el Casco Antiguo de Palma. Un laberinto de calles estrechas por las que topará con edificios emblemáticos como Can Oms, casa de estilo barroco ocupada por la familia Doms en el año 1642; Can Bordils, casa sobre la que se apoya el arco de la Almudaina; o la fachada neomudéjar de Can Corbella.

Mallorca es una ciudad moderna, elegida por numerosos artistas para desarrollar su obra. Si su visita encierra un interés por conocer esta cara de la ciudad tiene dos paradas obligatorias: Es Baluard y La Fundación Pilar i Joan Miró.

Es Baluard el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, con 10 años de vida, acumula una colección con más de 600 obras de artistas locales e internacionales. Al terminar su visita aproveche para comer en la terraza de Es Baluard Restaurante & Lounge ubicado en la muralla renacentista.

Joan Miró mantenía una estrecha relación con Mallorca. La Fundación Pilar i Joan Miró se levanta sobre los talleres que el polifacético artista legó. Su objetivo es permitir descubrir su obra y el proceso creativo de Miró en el mismo lugar donde residió y trabajó.

Un viaje de dos días por Mallorca y su gastronomía

Sin lugar a dudas marcharse sin probar el dulce típico es un pecado, la Ensaimada. Un clásico donde comer la estrella de los dulces malloquines es Can Joan de S’Aigo. Rellenas de crema, de nata o las típicas elaboradas para carnaval con sobrasada. Preparadas individualmente servidas templadas en plato caliente. Si quiere llevarse una para su familia o amigos deberá encargarla con varios días de antelación.

En Mercat de l’Olivar probará las carnes asadas o, en temporada, la lampuga. Si busca un lugar que una modernidad y una excelente carta venga a La Despensa del Barón. Comerá sentado bajo arcos góticos ojivales del siglo XIV en un espacio decorado con un magnífico gusto. El Chef David Raya se encargará de que disfrute de platos sofisticados combinados con creatividad y la mejor materia prima.Un entorno acogedor para compartir una romántica velada en pareja o una escapada con amigos.

Después de cenar disfrute la noche con una copa o un cocktail en su distinguido Salón Inglés.

La Serra de Tramuntana la joya natural de la isla

Un secreto a voces es la amabilidad de su clima en todas las épocas del año. Le permitirá disfrutar de un paseo por su principal tesoro natural La Serra de Tramuntana, Patrimonio Mundial de la UNESCO, y recorrer alguna de sus rutas.

Es la vertebradora del noroeste de la isla con más de 90 kilómetros de recorrido. Entre sus picos destacan Puig Major con 1.436 metros de altura y Puig Massanella con 1.348 metros de altura.

Otro de los museos que le recomendamos es Esbaluard, Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, que cuenta con más de 700 obras de arte de artistas baleares e internacionales. Si le gusta el arte, también puede visitar la Fundación Joan Miró y la Galería Horrach Moya Sa Drassana, con obras de artistas contemporáneos.

Además, si viaja en familia, le aconsejamos el Acuario de Palma, que cuenta con el tanque de tiburones más profundo de Europa o el Planetario de Mallorca.

Un momento inolvidable como su nueva tradición familiar merece ser recordado para siempre, para inmortalizarlo, nada mejor que una foto. Esperamos las suyas en nuestras redes sociales:Facebook e Instagram