Ilustración hotel boutique posada terra santa palma de mallorca planes julio

Dos planes en Palma de Mallorca en un hotel boutique

Comenzamos nuestra actividad con los planes recomendados para julio, animándole a descubrir Palma de Mallorca alojado en nuestro hotel boutique Posada Terra Santa.

Un día en la ciudad

Para comenzar el día, le proponemos degustar nuestros desayunos y coger fuerzas para una shopping morning de lujo. Déjese seducir por los escaparates de la calle San Miguel en un paseo que le lleve hasta la Plaza Mayor de Palma de Mallorca. Desde allí podrá dirigirse a la calle Unión y la avenida Jaime III, donde le sugerimos un pequeño descanso para tomar el aperitivo en la azotea del Hotel Almudaina y terminar las compras en las calles Colón y Jaime II.
Se acerca la hora de comer, y qué mejor lugar para hacerlo que una comida con vistas al mar en Portixol. Este puerto ofrece numerosas opciones para elegir, aunque nosotros nos decantamos por dos: el Restaurante Club Nautico Portitxol o el Restaurante Club Náutico Molinar.
Después de la sobremesa, un intraducible de la cultura española, nada mejor que ver el atardecer desde la piscina de nuestra azotea.
Imagen de la terraza de Posada Terra Santa por la noche
Y después de las compras seguro que espera la ocasión de estrenar su nuevo outfit. Para ello, el momento adecuado puede ser una cena en nuestro restaurante La Despensa del Barón o el Restaurante Gaudeix.
¿Y cómo cerrar un día perfecto? Jazz en directo para terminar la noche en el Hotel Saratoga.

Road trip por el norte de la isla

Amanece un nuevo día en Palma de Mallorca. Tras un sueño reparador en nuestro hotel boutique, es el momento de prepararse para un nuevo día: Una ruta en coche que le llevará a los rincones secretos de la isla.
Primera parada: Banyalbufar.
Imagen de la cala Banyalbufar
Allí encontrará la Torre des Verger, que ofrece una de las vistas más hermosas de la isla. Una vez allí, podrá dirigirse al Celler Ca’n Pico, donde podrá degustar el famoso vino de Malvasía.
Tras probar una copa de vino (no más de una, ya que ha de conducir de nuevo), podrá dirigirse a un nuevo destino por descubrir: Valldemossa. Piérdase por sus calles hasta llegar a Sa Foganya, allí podrá tomar un refrescante granizado de almendra.
Conduzca sin prisas con el mar de fondo y la música de artistas locales como L.A. para llegar a uno de los puntos más singulares de la ruta: el cementerio de Deià. Un curioso lugar en el que, con riguroso silencio y el debido respeto, podrá encontrar la tumba de ilustres como Robert Graves.
En la Cala Deià existe un rincón perfecto para la hora de la comida, el Restaurante Cas Patro March, donde podrá degustar la auténtica cocina mediterránea.
Relájese en la cala antes de comenzar con el camino de vuelta, pero antes, si es un amante de la música en directo, tiene una parada imprescindible en el Café Sa Fonda de Deià.
Después de este descanso, disfrute de uno de los atardeceres más mágicos de la isla en Son Marroig (Sa Forada).
Termine el día con un relajante masaje en la Zona Wellness de nuestro hotel boutique Posada Terra Santa.

¿Quiere estar al día de más planes como éste? ¡Síganos en Facebook e Instagram!