Entrada al hotel boutique en Mallorca

historia

¿Casualidad o destino?
Cualquier pequeña decisión podría ser el origen de una intensa historia de amor o el golpe de suerte que cambie su vida entera. Sea como sea, su historia personal aquí le ha traído y le ha convertido en testigo y en parte de una intensa aventura. La nuestra.

historia

¿Casualidad o destino?
Cualquier pequeña decisión podría ser el origen de una intensa historia de amor o el golpe de suerte que cambie su vida entera. Sea como sea, su historia personal aquí le ha traído y le ha convertido en testigo y en parte de una intensa aventura. La nuestra.

Bienvenidos a posada terra santa.

En 2001 la casualidad y el destino trajeron a Carmen Cordón e Ignacio Jiménez a vivir a Mallorca, un joven matrimonio que al poco tiempo se enamoró de la isla y sus gentes.

Durante 14 años ambos desarrollaron con gran éxito su vida profesional en Mallorca, hasta que en 2009, un revés imprevisto en sus vidas, unido al temperamento emprendedor e inquieto de esta pareja, provocan un giro de 180º a su esquema vital. Es cuando deciden lanzarse a perseguir sus sueños; el primero de ellos: poner en marcha lo que sería el hotel perfecto.

Tras años de búsqueda, un día, callejeando entre los patios y callejuelas olvidadas de Palma, el edificio idóneo llegó a ellos. Todo comenzó el día en que abrieron a patadas el portón, bloqueado por un derrumbe, y entonces siglos de memorias y nobleza se aparecieron antes sus ojos… Una historia que no se podía dejar morir.

Rescatar del olvido esta mansión se convirtió en su misión.

Rehabilitaron el edificio y lo dotaron del lujo, la comodidad, el diseño y la tecnología del siglo XXI.

La reforma desencadenó el descubrimiento de una serie de datos que no figuraban ni en los archivos históricos de la ciudad. El edificio fue la antigua Curia de la Baronía de Bunyolí que databa de 1576 y al recuperar la planta original y descubrir los cinco arcos góticos que conectaban la manzana entera, los historiadores y arqueólogos de la ciudad celebraron este descubrimiento incluyéndolo entre uno de los edificios de mayor interés de la ciudad.

Se descubrieron las tinajas que se usaban para almacenar grano y alimentos de la cosecha de las tierras del barón, hoy expuestas en el hotel, y se donaron muchas otras al museo arqueológico de Palma. En mayo de 2014, el Hotel Boutique Posada Terra Santa abrió sus puertas al público del mundo y Carmen e Ignacio pudieron ver su sueño cumplido.

sede del Gobierno de la Baronía de Bunyolí y testigo de la historia.

La Baronía de Bunyolí se fundó en 1232, comprendiendo posesiones en Palma y la parte más occidental de la Serra de Tramuntana, hoy Patrimonio de la Humanidad.

Entre las posesiones todavía hoy existe la finca de Son Bunyolí. En el siglo XVI, el edificio que hoy alberga el Hotel Boutique Posada de Terra Santa pasó a ser la sede de la curia baronial. Gracias a ese auge comercial, alrededor de la sede curial de la Baronía de Bunyolí se instalaron hornos, el de’n Candeler, y gremios como los alfareros, esparteros, herreros y tejedores, que dan nombre a algunas calles de la zona hoy en día.

A todos ellos se les sumaba un sinfín de peregrinos y colaboradores de las misiones franciscanas de Tierra Santa, que se alojaban en la misma calle del hotel, dando lugar a la denominación Posada de Terra Santa que tiene la vía.

Desde la Baronía de Bunyolí hasta usted.

Pero no es sólo su historia, querido huésped, la que le trajo hoy aquí, ni tampoco es la de Carmen e Ignacio la que cuenta, sino que es la historia de este edificio la que lo hizo tan singular.

Un edificio que es el corazón de la cadena Hidden Away Hotels, que también cuenta con el Gran Hotel Inglés en Madrid, el más antiguo de la capital.

Edificios que cuentan historias, lugares donde el pasado, el presente y el futuro se fusionan en un entorno idílico, como si el tiempo no tuviera ni principio ni fin.

GASTRONOMÍA

PACKS

HIDDEN PALMA